img2 img2

Depresión en peces

Los peces son muy sensibles e incluso tienen mucho estrés y dolor; checa estos tips para que tu pez sea muy feliz.

Los peces que se tienen como maskota y no tienen mucha actividad tienden a tener un aumento del ritmo cardíaco, respiratorio y de liberación de adrenalina, por lo que la depresión es un peligro constante.

Los peces expresan su depresión mediante ataques a sí mismos, si notas que tu pez tiene algunas heridas en las aletas, a pesar de que vive solo, podría estar pasando por una etapa de depresión y te recomendamos cambiar su agua y sacarlo a que reciba un poco la luz del sol.

Tienes que lograr que sienta un cambio en su hábitat, puedes poner piedritas para que se frote o algunos obstáculos para que se mantenga activo.

Bioquímicamente, el sistema nervioso central de los peces es casi idéntico al de los humanos, este tipo de maskotas también producen endorfinas y encefalinas, sustancias que ayudan a combatir el dolor en humanos. Cuando los peces están tristes se retuercen y mueven mucho la trompita además de otros síntomas de dolor.

En algunas ocasiones podrían aparecer manchitas blancas, síntoma de alerta por mala salud, por lo que será necesario llevar a tu maskota al veterinario y ver si es por la falta de una vitamina o tu pez está sufriendo ansiedad y depresión crónica, cualquiera que sea el caso todo es tratable, el experto te indicará la solución para que tu pez sea más feliz.

Si apenas compraste un pequeño pez procura que tenga una pecera grande para que pueda desarrollarse bien, adapta obstáculos y juguetitos para que se mantenga distraído y dale unos minutos de tu día, en verdad, los peces sienten todas esas emociones.